Ratings… poner el oído en tierra

64 por ciento de la población puertorriqueña contrata con televisión por cable o satélite. Aún así la escasa programación local tiene buena acogida entre los televidentes.

¡Somos número uno!

A menudo se escucha la consigna de labios de la emblemática Comay, personaje principal de un programa de chismes en Puerto Rico llamado Súper X-clusivo, seguida de una música de fanfarria. Y no es para menos, la industria de la televisión descansa en los “ratings” para medir la acogida de su oferta entre la audiencia.

La alta gerencia de las televisoras, productores y talento, todos asumen los datos de la encuesta como si fuese una especie de profecía que augura el declive o éxito de un programa. No obstante, por lo bajo siempre se ha cuestionado la representatividad de los estudios para estimar las audiencias. Con el propósito de disipar las dudas e interpretar alguna de la data más reciente ejecutivos de Nielsen Media sostuvieron un conversatorio con periodistas en la asamblea anual de la Asociación de Periodistas de Puerto Rico (ASPPRO) ayer en el Taller de Fotoperiodismo en San Juan.

Quién determina cuál es número uno

En abril de 2010 Nielsen Puerto Rico obtuvo el auspicio de los principales canales de televisión para realizar estudios de mediciones de audiencias. La firma de investigación de mercados acordó con Telemundo, WAPA TV y Univisión fiscalizar el consumo de programación televisiva de al menos 500 familias. De acuerdo con Víctor Vázquez, director ejecutivo de medios en Nielsen Puerto Rico, la compañía sigue una estricta metodología que recopila, diariamente, la sintonía de todos los programas, disponibles a través de antena o subscripción por pago. La selección de los hogares que conforman el Puerto Rico People Meter (PRPM) se escogió al azar en 76 de los 78 municipios del archipiélago. Vieques y Culebra no están incluidos en la muestra.

Cada una de las personas que accede a participar en el estudio debe ingresar un código cuando observa la novela o noticiario de su predilección. Todos los días, durante tres años, esa información es recogida por un metro y reinterpretada individualmente por cada uno de los canales de televisión. René Amado Figueroa, ejecutivo de cuenta Sénior de Nielsen Puerto Rico, explicó que en 36 meses la compañía puede trazar un patrón de consumo, una información vital para programadores, publicistas y profesionales de la industria de mercadeo. Esta práctica también contribuye a mantener la muestra fresca.

Este proceso se traduce en la unidad de medición que tanto saborean los trabajadores de nuestra televisión, el “rating”. Vázquez indicó que un rating es igual a un punto porcentual de la audiencia. Es decir, si la novela de las siete en Telemundo obtuvo 14 puntos de “rating”, el 14 por ciento de la población de 500 encuestados estaba sintonizado al canal dos. Los ejecutivos de Nielsen Puerto Rico defendieron el hecho de que 500 hogares son representativos de una población de 3.5 millones de habitantes al resaltar que en la ciudad de Nueva York, con 8 millones de habitantes, esta misma compañía evalúa 1,100 familias.

Patrón de consumo

Las encuestas de Nielsen, correspondientes al periodo entre enero y mayo 2011, derribaron algunos mitos en torno a la solidez de la televisión puertorriqueña ante la embestida de los servicios de subscripción por pago. Según datos de la firma encuestadora casi el 64 por ciento de la población contrata con televisión por cable o satélite. En promedio el boricua observa televisión durante cuatro horas diarias, escogiendo entre un abanico de 79 canales. A pesar de ello casi el 60 por ciento de los televidentes sintonizan los canales locales durante la franja estelar que se ubica entre cinco y 11 de la noche.

Este patrón de consumo podría interpretarse como un espaldarazo a la moribunda industria televisiva local. Aunque las novelas cuentan con un gran respaldo, los noticiarios y programas de variedades, tales como Súper X-clusivo, Dando Candela, entre otros programas producidos localmente, resultan favorecidos en las encuestas. Las informaciones de actualidad y los especiales permiten a Telemundo, WAPA TV y Univisión acaparar un público que por lo regular disfruta de televisión por paga, resaltó Figueroa.

Ante este panorama, surgen varias preguntas: ¿Responde la fuga de audiencia a canales estadounidenses, latinoamericanos y europeos a la falta de contenido? ¿Habrá mercado para una propuesta criolla novedosa? Si los directivos de los principales canales de televisión realmente responden a los “ratings”, es tiempo de poner el oído en tierra.

Yadira G. Nieves Pizarro, MA
Profesora
Departamento de Comunicación
Recinto de Bayamón
Universidad Interamericana

Referencias:

Vázquez, V. & Figueroa, R. (julio, 2011). Impacto del estudio de mediciones de audiencia en los noticiarios televisivos. Conversatorio en la asamblea anual de la Asociación de Periodistas de Puerto Rico. San Juan, Puerto Rico.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s